Alcohol y conducción

La ingesta de alcohol afecta de forma importante a las aptitudes para la conducción, provocando alteraciones de la atención, la coordinación, la reducción de la percepción del riesgo y el aumento de los tiempos de reacción, lo que incrementa notablemente el riesgo de sufrir accidentes, incluso cuando se han bebido pequeñas cantidades. Con una concentración de alcohol ligeramente por encima del límite legal se multiplica hasta por 20 veces el riesgo de sufrir accidentes.

El consumo de alcohol sigue siendo el principal causante de accidentes automovilísticos fatales en en Argentina. Un estudio de la  Dirección Nacional de Vialidad afirmar que 9 de cada 10 choques durante los fines de semana se deben al consumo excesivo de bebidas alcohólicas por parte de los conductores involucrados. 

Según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en los últimos 15 años, un total de 113.939 personas murieron en Argentina por accidentes viales. Alrededor del 50% de los fallecidos en los siniestros presentó altos niveles de alcohol y drogas.


+infoAlgunos datos sobre el consumo de alcohol en Argentina

Ministerio de Salud. Presidencia de la Nación. Año 2011.