Mujeres y alcohol

A una misma cantidad de consumo de alcohol, hombres y mujeres se ven afectados de manera diferente. En ellas tiene mayor impacto y esto es debido a razones biológicas: Las mujeres tienen más proporción de grasa en el cuerpo (y menos agua) y los hombres más músculo (y más agua). Al tener más grasa y menos agua, en las mujeres el alcohol no se disuelve y su concentración y nivel  en la sangre será mayor que en el promedio de los hombres.


Queda claro que el exceso de alcohol puede poner a las mujeres en una situación de riesgo, al igual que a los hombres; sin embargo una chica o una mujer al estar alcoholizada o drogada queda en estado de vulnerabilidad y poca conciencia de su propio cuerpo quedando expuesta a situaciones de acoso, abuso, embarazos no deseados, contagio de enfermedades de transmisión sexual, etc.

Esto no queda reducido al riesgo físico sino también al riesgo social. Sobre la mujer recaen muchos prejuicios, presiones y estereotipos. Cuando una mujer esta drogada o borracha esos prejuicios parecieran multiplicarse y escuchamos frases como “para que se viste asi…” “se la busco…” “ella sabía donde se metía…”.


+infoGlobal status report on alcohol and health – 2014. OMS, ed. OPS. 1.5.2 GENDER